¿Qué embutido es bueno para el colesterol?

Índice del artículo

¿Amante del embutido pero preocupado por el colesterol?

Si te consideras un entusiasta del embutido, pero cada vez que escuchas la palabra 'colesterol' te tiemblan hasta los bigotes, ¡tranquilo! No todo está perdido en el delicioso mundo de las chacinas. Pongámonos serios un momento (pero no demasiado) y hablemos de cuáles son tus mejores amigos en la charcutería si quieres cuidar esa salud sin sacrificar el paladar.

En el podio de los embutidos 'amigables'

Ya sé, solamente quieres saber cuál es el indicado, ¡pues vamos allá! Apunta:

  • Pavo y pollo: Bajos en grasa, estos embutidos son los galanes de las dietas saludables.
  • Lomo embuchado: Menos grasa, mismo sabor intenso. Una buena elección si lo que quieres es sabor sin remordimientos.
  • Jamón serrano o ibérico: Sí, te sorprende ¿verdad? Pero elegido sabiamente y en cantidades moderadas, es un sabor que no tienes que dejar de lado.

Embutidos y colesterol: La ciencia detrás del mito

Ahora, un poquito de ciencia, que no hace daño. El colesterol ese que tanto nombramos es un lípido que se encuentra en las membranas celulares y es necesario para nuestro cuerpo, pero como todo en esta vida, los excesos son malos y más cuando hablamos de colesterol LDL (ese es el malote del cuento).

En términos generales, los embutidos tienen una mala fama por su relación con las grasas saturadas y el colesterol. Sin embargo, no todos los embutidos son iguales y algunos pueden ser más saludables que otros.

Mira también: ¿Cuándo caduca el jamón serrano? ¿Cuándo caduca el jamón serrano?

Desmitificando embutidos

Más allá del contenido graso



No nos engañemos, no solo el colesterol es lo que miramos cuando revisamos las etiquetas. Sodio, conservantes y otros aditivos también juegan una liga importante en esto de los embutidos 'saludables'. Si no eres hipertenso y llevas una vida activa, un poco de jamón de vez en cuando no te van a poner las arterias como la M-30 en hora punta.

¿Cómo reconocer un embutido más saludable?

Aquí te va una mini-guía para que seas el Sherlock Holmes de la charcutería:

  • Leer etiquetas: Aprende a interpretar esa letra pequeña. ¿Qué tanta grasa tiene? ¿Y el sodio?
  • Ojo al color: A veces el color más pálido es signo de menos aditivos. Otras no, pero mola creer que eres un experto.
Tabla comparativa de embutidos
EmbutidoGrasas (g)Sodio (mg)
Pavo1900
Chorizo301750
Salchichón281600

Los peor valorados en la lucha contra el colesterol

Vamos a poner nombre y apellido a los embutidos que querrás mantener a distancia si tu médico te ha dado la charla del colesterol. Unos cuantos mimados de la grasa, que aunque estén sabrosos, mejor disfrutarlos con cuenta gotas:

  • Chorizo
  • Salchichón
  • Morcilla
  • Salami

Algunos tips extra para ser 'pro' en embutidos

Elige calidad sobre cantidad

Un buen pedazo de embutido de calidad puede hacerte mucho más feliz que un camión de los que son pura grasa. (El sabor lo es todo, amigos).

Mira también: ¿Cómo calcular la merma de un jamón? ¿Cómo calcular la merma de un jamón?

Todo con medida, nenes y nenas

No se trata de vivir a dieta, se trata de un balance. No te zampes todo el lomo embuchado de una vez, aunque te cueste (te entendemos, realmente).

Mira también: ¿Qué jamón no sube el colesterol? ¿Qué jamón no sube el colesterol?

Espero que hayas disfrutado este artículo sobre ¿Qué embutido es bueno para el colesterol? aquí tienes los artículos relacionados que pueden interesante en 2024.

Artículos relacionados que pueden interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para el correcto funcionamiento. Al hacer clic, aceptas el uso y procesamiento de las mismas Más información