¿Cuál es el mejor embutido para la salud?

¿Cual es el mejor embutido para la salud

A ver, queridos carnívoros conscientes de su salud, ¿les gusta un buen pedazo de embutido pero se preocupan por esa vocecita en su cabeza (o médico) que les susurra algo sobre grasas saturadas y colesterol? Así que, tras revuelcar nuestros conocimientos y otros más científicos, nos hemos enterado de que no todos los embutidos son creados iguales ni tienen los mismos efectos en nuestra salud. Entonces, ¿hay alguno que se lleve la medalla de oro al embutido más sano?

Índice del artículo

¿Por qué nos importa tanto el embutido?

¡Es que son tan prácticos y deliciosos! Y es que, vamos, cortar unas rodajitas de chorizo para echarlas en la sartén, o abrir una paquetito de jamón para montar el bocata del almuerzo, es una tradición tan nuestra que ni el yoga ni el brócoli podrán desbancar jamás. Sin embargo, si queremos seguir disfrutando de ellos sin que la conciencia (o la báscula) nos martirice, tendremos que buscar opciones más ligeritas.

Atrévete a conocer los embutidos "light"

Porque sí, amigos, hay versiones más saludables de esos manjares. No todo es panceta y mortadela en la vida del embutido.

Los menos pecaminosos



¿Qué tal si empezamos nuestro viaje con el jamón ibérico? Es una maravilla de la naturaleza - y sí, es carne procesada, pero su proceso es tan natural como tu amor por las tapas. Bajo en grasas malas y lleno de esas grasas buenas, como el ácido oleico que tan famoso hace al aceite de oliva.

Mira también: ¿Qué diferencia hay entre el jamón y el lacón? ¿Qué diferencia hay entre el jamón y el lacón?
  • Pavo: Sí, el pavo, ese ave sin pretensiones que se presta para un embutido rico en proteínas y bajo en grasas. Ideal para sentirse menos culpable.
  • Lomo embuchado: Es bastante magro y puedes comértelo sin que te miren mal en el gimnasio.
  • Cecina: La 'hermana flaca' del jamón, pero igual de sabrosa.

Pero, cuidado con las trampas

Antes de que corras a la charcutería, ten cuidado con las etiquetas engañosas. Que ponga 'light' no significa que puedas comerlo como si no hubiera un mañana. Si hasta el agua engorda si te pasas de listo. Chequea siempre la información nutricional.

La ciencia detrás del embutido

Permítanme ponerme mis gafas de leer ingredientes y les explico un poquitín lo que dice el oráculo: la ciencia. Verás, hay cosas que queremos evitar como las grasas saturadas, los nitritos y los nitratos, que aunque suenan a ingredientes de poción mágica, lo único que hacen es preservar el color del embutido y a veces, según a quién le preguntes, complicarnos la salud.

EmbutidoCaloríasGrasas SaturadasProteínas
Jamón Ibérico250 kcal6 g30 g
Pavo105 kcal1 g20 g
Lomo embuchado180 kcal4 g33 g
Cecina160 kcal2 g32 g

Tips para un consumo de embutidos más sano

¡Y no todo está perdido! Aquí van unos consejillos para que disfrutes sin remordimientos:

  1. Esas bellezas se disfrutan en moderación. No es una competencia a ver quién se acaba antes el plato de jamón.
  2. Combínalos con fibra: pan integral, vegetales, fruta. Tu digestión te lo agradecerá.
  3. Opta por las versiones que no estén empaquetadas hasta el apocalipsis. Menos procesado es igual a más amor por tu cuerpo.

Mira también: ¿Qué pasa si tengo colesterol y tomo cerveza? ¿Qué pasa si tengo colesterol y tomo cerveza?

Espero que hayas disfrutado este artículo sobre ¿Cuál es el mejor embutido para la salud? aquí tienes los artículos relacionados que pueden interesante en 2024.

Artículos relacionados que pueden interesarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Usamos cookies para el correcto funcionamiento. Al hacer clic, aceptas el uso y procesamiento de las mismas Más información